Al fin he conseguido recuperar las 148 entradas que allá por el mes de febrero los censores – motores o vaya usted a saber de Blogger© me quitaron de esa bitácora y aparecieron como por arte de magia en la carpeta “Borradores”. Primero cabreo, después paciencia para guardar tantos comentarios personales, algunos de mi pueblo con fotos mías… que ni siquiera tengo en el ordenador, confiado siempre en la “nube que todo lo atesora”, incluso en otros blogs que me tienen enlazado como Paperblog o Classissima (de donde no pudieron borrar nada).

También Coralea me “linkea” noticias del LDO como “leónigan” confeso que soy.

Finalmente, y curándome en salud, abrí este otro blog aquí en WordPress© donde sigo duplicando las entradas nuevas, pero queriendo recuperar en etapas esa ingente cantidad de información allí publicada desde aquel 14 de septiembre de 2008 ¡cuatro años que pasan volando!.

Caso de seguir las denuncias (siempre anónimas) que sólo sirven para incordiar aunque tengan que molestarse en pinchar sobre “Denunciar mal uso” como si de un pedófilo, homofóbico, racista, integrista y demás barbaridades que siguen circulando por la red, se tratase el blog, pondré el punto y final, recordando que seguiré sólo desde aquí, quedando lo ya publicado (o que hayan dejado) en

y supongo que podré mantener el rápido de

http://pablosianamovil.blogspot.com/

aunque para inmediatez ya he abierto cuenta en Twitter.

Por supuesto agradecer siempre la fidelidad demostrada por muchos, la llegada de otros, la partida de algunos y hasta la visita inesperada. Todas las lecturas (hoy eran 128.927 en el contador que puse en noviembre de 2008, frente a las 3.507 de éste allá en el mes de marzo) son siempre bien recibidas por el mero hecho de compartir un trocito de mi vida desde aquí.

Anuncios